Search
Monday 14 October 2019
  • :
  • :

Todos son iguales

Youtube es uno de los sitios más diversos, entretenidos e importantes de la actualidad. En el se puede tener acceso inmediato a material audiovisual de antología (y una que otra obra bizarra como Coyoacan Joe), después de llenar un sencillo formulario, los usuarios pueden empezar a almacenar sus vídeos para después compartirlos con el mundo, la búsqueda se vuelve una delicia, tantas horas dedicadas al gozo gratuito, en Youtube es posible dar diariamente paseos por la nostalgia recordando las caricaturas que se veían cuando niños. Con solo dar un click, se puede acceder al pasado y presente audiovisual, lo mejor de todo, el contenido de Youtube es regulado por sus usuarios que se encargan de reportar los vídeos que puedan resultar ofensivos para el público (la pornografía está prohibida).

También es posible encontrar material muy valioso, desde el proceso de una autopsia filmado para una Universidad, hasta los vídeos de la llegada del hombre a la luna. Fue en una de las frecuentes visitas que hago a Youtube, que me encontré con este documental, dirigido por Carlos Márquez en el año 2002, con locaciones en el puerto de Veracruz y la Ciudad de México, en este trabajo se trata de explicar el porque de la eterna guerra de los sexos, habla mucho sobre el papel del hombre en la sociedad Mexicana y se apoya en testimonios de mujeres (y algunos homosexuales) del mundillo cultural Mexicano.

Ely Guerra, Julieta Venegas, la sexologa Anabel Ochoa, la actriz Susana Zabaleta entre otras, dan testimonio sobre sus experiencias con los hombres, sus gozos, dilemas y sugerencias para la convivencia entre los sexos. Me parece que este es un trabajo que merece ser visto, sobre todo por la diversidad de opiniones y la franqueza con que se tratan los temas. Traté de contactar al director para obtener más información sobre el origen de este trabajo pero hasta el momento no he obtenido respuesta, el documental está dividido en 6 partes y se distribuye gratuitamente por Youtube, aquí está la obra completa para que la vean y opinen, con ustedes el documental: “Todos son iguales”.

1 de 6

2 de 6

3 de 6

4 de 6

5 de 6

6



Amo el cine, la cultura pop y la pizza. Twitter: @cuacarraquear


3 thoughts on “Todos son iguales

  1. Robert

    Pues si, es internet es una herramienta que nos permite una gama infinita de comunicar ideas y difundirlas masivamente.

    Ya mismo, el conocer un poco de otra persona, como tu caso no hubiera sido posible por otro medio.

    El “documental”, digo ese estigma de “TODOS SON IGUALES”, la neta cada quien habla como le va a la guerra.

  2. Sensacional D

    Les Yorsch, chingona la entrada sobre YouTube y entiendo por qué destacar “Todos son iguales”: se trata de una amplia producción que se distribuye en el sitio de videos más popular del mundo. Pero, por su contenido, me parece repugnante.
    “Todos son un asco”. Sólo vi la primera parte y el único comentario divertido es el de Astrid Hadad. Lo demás son prejuicios y generalizaciones. “Todos son iguales”. Ajá, claro. Sí, sí, sí. Quizá habría que destacar también a Julieta Venegas, pero lo demás… chales, patético.
    Quizá podrías poner una liga al video en YouTube de los trabajadores despedidos de Hitachi. Está chafón, pero las historias de los separados de la transnacional, que cambiará su dirección a Filipinas, revela muchísimo más cómo YouTube es utilizado para múltiples causas, más allá del entretenimiento.
    También está el video del sudafricano que, imitando el famoso discurso de Marthin Luther King, habla de las condiciones raciales en el país considerado el más occidental de África.
    Un abrazo, don Jorge. Espero que nuestras coincidencias no se limiten a que “tenemos pirrín” o que “somos unos culeros”. Podríamos incluir lo ñoños. Y el respeto a las diferencias y el gusto por discutir.

  3. Les Yorsch

    Coincido con su comentario, el contenido es en ocasiones prejuicioso, sexista, estereotipado. Lo interesante del “documental” es precisamente eso, escuchar la diversidad de opiniones por más estereotipadas y ofensivas que nos parezcan, opiniones personales a fin de cuentas, ¿a donde quería llegar el director con este trabajo?, no lo se con certeza, me resulta curioso que tanta gente “famosa” haya participado en el vídeo, ¿como los contactó?, ¿como fue recibido el documental por el público?, ¿se trata de un trabajo de escuela?.

    Este trabajo lo utilicé en el post principalmente por dos motivos:

    1. Ilustra a la perfección que Youtube se puede utilizar para dar a conocer tu trabajo audiovisual sin necesidad del apoyo de alguna distribuidora, del patrocinio de alguna marca, sin restricciones del mercado. También es ejemplo de la libertad de contenido y que la distribución por internet es el futuro de este tipo de trabajos.

    2. Independientemente del contenido, los mensajes emitidos y las opiniones de los entrevistados, me parece que es un trabajo de buena factura.

    La intención de este post fue precisamente esa, la de mostrar la obra de un director que está utilizando el recurso gratuito de Youtube para dar a conocer su obra, entiendo tu comentario sobre que Youtube es mucho más que entretenimiento, las pruebas están ahí para demostrarlo, sin duda es un portal que se ha vuelto necesario en nuestros días. En fin, agradezco sus comentarios, gracias por leer y mantener un dialogo abierto.

    Pd. Sensacional D, es cierto compartimos y tenemos más cosas en común además de tener pirrin, así como las mujeres tienen más en común que un par de chichis (por aquello de los estereotipos sexuales). Abur !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *