Search
Sunday 7 July 2019
  • :
  • :

Sin Límite

Derechos Reservados, Artecinema, 2011.

Dicen que los humanos sólo utilizamos el 20% de nuestro cerebro, esta afirmación que siempre me ha parecido detestable sirve de base para ‘Sin Límite”, la sorpresa más agradable que he tenido en una sala de cine en esta temporada.

Eddie Morra (Bradley Cooper) tiene mucho tiempo atorado en nada, se dedica a perder el tiempo mientras intenta escribir una novela por la cual ya le pagaron un adelanto, sus editores han perdido la fe en él y su novia lo bota pues está cansada de mantenerlo. El señor Morra es, para decirlo pronto, un holgazán al que todo le sale mal hasta que se encuentra con un ex cuñado vendedor de drogas, que después de escuchar su historial de fracasos le ofrece una pastilla de una nueva droga experimental llamada NZT. Eddie consume la pastilla y de repente todo es más claro, el NZT acelera su proceso neuronal e incrementa la capacidad de razonamiento, su cerebro lo entiende todo y puede ver las cosas desde otra perspectiva. Con la pastilla termina su novela en 4 días y se convierte en un genio de la predicción del comportamiento de la bolsa de valores y gana millones. La vida de Morra ha cambiado gracias al NZT, el problema es que además de ser muy escasa tiene efectos secundarios que podrían ser mortales.

Hay varias razones por las que vale la pena ver ‘Sin Límite’, la principal se llama Bradley Cooper, un actor que poco a poco se ha convertido en una de las mayores promesas del cine norteamericano. En esta ocasión, el papel de Eddie Morra parece hecho a su medida, Cooper lo sabe y por eso decidió invertir su propio dinero en la producción de esta película. Valió la pena, su actuación como Eddie Morra es impecable y uno no puede más que dejarse llevar por la hiperactividad de su personaje. También ayuda mucho que el director sea Neil Burguer (El Ilusionista) un experto en contar historias que en esta ocasión se pule con un estilo narrativo que emula el frenesí neuronal de su protagonista.

Derechos Reservados, Artecinema, 2011.

‘Sin Limite’ no es una cinta perfecta, de hecho tiene algunos huecos argumentales pero tampoco importa mucho, el director supo transmitir la diversión de su protagonista ante el nuevo mundo de posibilidades, de aprendizaje y hambre por conocimiento.

Ver a Eddie Morra descubrir sus nuevas capacidades me resultó muy emocionante, ‘Sin Límite’ es una inyección de adrenalina a la cartelera cinematográfica que se estaba poniendo bastante aburrida.



Amo el cine, la cultura pop y la pizza. Twitter: @cuacarraquear


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *