Search
Sunday 6 October 2019
  • :
  • :

¿Qué Pasó Ayer? parte II (opinión)

Derechos Reservados, Warner Bros. 2011.

Esta historia le hemos visto muchas veces: una película de bajo presupuesto se convierte en un fenómeno que genera ingresos millonarios, la compañía productora se da cuenta que tiene una vaca lista para ordeñarse y planean una secuela; le destinan más recursos, le ponen más adornos para aprovechar la inercia del público y volver a llenar sus bolsillos. Así le pasó a El Mariachi (Robert Rodriguez, 1992), Halloween (John Carpenter, 1978), Actividad Paranormal (Oren Peli, 2007) y es el caso de la comedia más exitosa de los últimos años, ¿Qué Pasó Ayer?.

¿Cómo hacer una secuela de una película tan celebrada y cuya premisa, por pura lógica parecía irrepetible? La respuesta es simple: se reúne al mismo grupo de actores, se les paga el triple por repetir su papel y si el guionista original se niega a presentar otra historia se contrata a otro. A grandes rasgos es la forma en la que se gestó esta segunda parte que cumple con la promesa de arrancar carcajadas, aunque al verla no se puede evitar la sensación de que nos están tomando el pelo.

Derechos Reservados, Warner Bros. 2011.

La premisa es la misma que en la película anterior: un grupo de amigos se reúne para celebrar una despedida de soltero, todos pierden la noción del tiempo y despiertan en un extraño lugar, ahí tendrán que reconstruir los eventos ocurridos la noche anterior y encontrar a uno de sus cuates que ha desaparecido misteriosamente. En esta ocasión la “manada” se reúne en Tailandia y la locación exótica es aprovechada para presentar una serie de enredos y situaciones que provocan la risa incomoda del público por su sentido del humor que raya en lo políticamente incorrecto.

Derechos Reservados, Warner Bros. 2011.

No me malinterpreten ¿Qué Paso Ayer? parte II no es una mala película, es más, les aseguro que tiene momentos verdaderamente divertidos. El problema es la repetición, la nula intención de reinventar una premisa que desde su anuncio ya estaba agotada. Bradley Cooper está muy bien en su papel de arrogante y Zach Galifianakis sigue siendo el centro sobre el cual gira la comedia más incomoda, le funciona. El resto del reparto cumple, igual que en la primera película.

 

Todd Phillips se está haciendo de un sello en Hollywood, lo suyo son las comedias que coquetean con el humor obsceno y políticamente incorrecto; lo cual no está nada mal, pero tiene que dejar de repetirse tanto.

 

Extra: Ken Jeong en su papel de Mr. Chow me sigue pareciendo lo mejor de la película.



Amo el cine, la cultura pop y la pizza. Twitter: @cuacarraquear


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *