Search
Thursday 10 October 2019
  • :
  • :

Piratas del Caribe: Navegando Aguas Misteriosas (opinión)

Derechos Reservados, Disney, 2011.

 

Tengo la teoría que los hombres, en algún momento de nuestras vidas, hemos fantaseado con ser piratas y zarpar por los siete mares; vivir aventuras peligrosas, descubrir tesoros y de paso conocer a bellas damas en apuros. La idea no es del todo descabellada, hay que ver el enorme éxito que han tenido las tres entregas anteriores de esta popular franquicia para darse cuenta que la figura del bucanero sigue siendo atractiva para hombres y mujeres, en especial la del Capitán Jack Sparrow.

Las preguntas son del todo válidas ¿Hay alguna razón para ver una cuarta parte de los Piratas del Caribe? ¿No se había agotado la fórmula después de una desangelada tercera entrega? La respuesta para ambas interrogantes es: sí, vale la pena ver esta nueva aventura de Jack Sparrow y sí, la fórmula está agotada, aunque eso no sea necesariamente algo malo.

El Capitán Sparrow emprende una nueva aventura en busca de la fuente de la juventud, un legendario nacimiento de agua que otorga vida eterna a quien la bebe. En el camino se encuentra con Angélica (Penélope Cruz) un antiguo amor cuya capacidad para la transa rivaliza con la del propio Jack. Hay más personas interesadas en beber esas aguas, entre ellas el ejército del Rey Jorge de Inglaterra y el ejército del rey de España. Para acceder a la fuente Jack Sparrow deberá de recolectar la lágrima de una sirena, vivir una serie de aventuras que pondrán en peligro su vida y ponerse al servicio del más temible y poderoso pirata, el infame Barba Negra.

Jack Sparrow y Angélica, Derechos Reservados, Disney, 2011.

Es cierto la fórmula está agotada, ya no hay novedad pero esto no es del todo malo, hay un nuevo director al mando; Rob Marshall (Chicago, Nine) que sustituye a Gore Verbinski con un estilo más compacto y menos espectacular. Marshall hace lo posible para darle nueva vida a los personajes e inyectarle oxigeno a una historia floja. La inclusión de Penélope Cruz, el regreso de Geoffrey Rush como el Capitán Barbossa y la aparición del pirata Barba Negra (Ian McShane) parecen motivos suficientes para levantarse del sillón y pagar el boleto de entrada al cine pero no es así, la verdadera razón para ver Piratas del Caribe 4 se llama: Johnny Depp, un actor que contagia diversión al interpretar al capitán más orate en la historia del cine.

Jack Sparrow es un nuevo clásico y en esta película sigue siendo muy divertido, ya viene una quinta entrega de los Piratas del Caribe y el capitán sigue firme en su puesto, aunque el barco esté cada vez más próximo a hundirse.

Extras: quédense hasta el final de los créditos para ver una escena escondida. Disfruten de la excelente banda sonora de Hans Zimmer y los mexicanos Rodrigo y Grabriela.



Amo el cine, la cultura pop y la pizza. Twitter: @cuacarraquear


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *