Search
Monday 21 October 2019
  • :
  • :

Transformers: El Lado Oscuro de la Luna (Opinión)

Derechos Reservados, Paramount Pictures, 2011.

La filmografía de Michael Bay sirve para ejemplificar lo mejor y lo peor de la industria; ha dirigido nueve películas muy exitosas que confirman su status como uno de los directores más redituables de Hollywood. Su especialidad son las producciones con presupuestos millonarios y espectaculares efectos especiales, blockbusters de verano que emocionan al público que gusta ver explosiones, rayos láser y destrucción másiva. Técnicamente su filmografía es impecable, sus películas siempre suenan y se ven increíble, lo mejor de la industria al servicio de un director efectista e imposibilitado para contar una historia de manera más o menos coherente. La carrera de Bay comenzó con la música, como director de videoclips para Tina Turner, Meat Loaf y otros; después se fue a filmar comerciales para cervecerías y marcas deportivas; su espectacular estilo le ganó la confianza de productores que invirtieron para que en 1995 dirigiera su primer largometraje: Bad Boys, protagonizado por Will Smith y Martin Lawrence. Entre Bad Boys y Transformers: El Lado Oscuro de la Luna han pasado 16 años, tiempo en el que Michael Bay ha dejado en claro que no le interesa contar historias ni buscar la aprobación de la crítica; Bay está en la industria del cine porque con ella puede dar salida a su megalomanía y destruir el centro de Chicago, mandar un asteroide a chocar contra la tierra y mostrar a chicas guapas corriendo en cámara lenta.

Sam Witwicky (Shia LaBeouf) ha salvado al mundo junto a los Autobots en dos ocasiones, sus acciones le han ganado una medalla del Presidente y sin embargo, es tan perdedor que no puede encontrar un trabajo decente. Su novia (la súper modelo Rosie Huntington-Whiteley) lo mantiene y apoya para que deje su status de holgazán y encuentre algo que hacer con su vida. Mientras Sam busca trabajo, los Decepticons elaboran un rebuscado plan para confundir al Gobierno Norteamericano y mandarlos a la luna en busca de una nave robot que ha estado escondida en el lado oscuro de la luna desde hace muchos años, dentro de esa nave descansa un robot llamado Sentinel Prime, líder de la resistencia Autobot que podría ser el aliado perfecto para ganar la guerra contra los Autobots y obtener el control de la tierra y la raza humana.

Con 157 minutos de duración, Transformers 3 marca un precedente en la filmografía del director: es su primer película filmada enteramente en 3D. Para esto utilizó la misma tecnología desarrollada por James Cameron en Avatar (2009). El resultado es impecable, ver a los Autobots transformarse poco a poco y con cada pequeña pieza móvil en 3D es toda una proeza técnica, desgraciadamente este artificio visual está arropado de una mala historia, repleta de lugares comunes y malas actuaciones que hace imposible conectar emocionalmente con alguno de los personajes, humano o robot. Michael Bay había declarado que esta sería la mejor película de Transformers, dijo que había corregido el rumbo de la historia y que esta sería más oscura y divertida…no mintió. Definitivamente esta es la mejor de la serie, aunque esto no es mucho decir dada la calidad de las dos entregas anteriores.

Derechos Reservados, Paramount Pictures, 2011.

‘Transformers: El Lado Oscuro de la Luna’ es la película más espectacular de la temporada, también la bobada monumental del momento. Vale la pena verla si se quiere impresionar con los mayores avances en materia de efectos especiales.

Extra: John Malcovich, Frances McDormand y Patrick Dempsey participan con papeles secundarios. En la película se hacen un par de referencias al personaje interpretado por Megan Fox y que por pleitos con el director fue despedida de la saga.

Comparto el video de ‘Iridescent’, tema principal de Transformers: El Lado Oscuro de la Luna, interpretado por Linkin Park.



Amo el cine, la cultura pop y la pizza. Twitter: @cuacarraquear


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *