Search
Friday 15 September 2017
  • :
  • :

Annabelle (opinión)

Derechos Reservados, Warner Bros. Pictures, 2014.

Derechos Reservados, Warner Bros. Pictures, 2014.

Parecería que en el género del horror queda poco o nada por descubrir, sin embargo, cada cierto tiempo aparece una película que nos devuelve la fe y nos hace perder el sueño con eficacia. El año pasado fue para El Conjuro, un extraordinario regreso a las convenciones que siguen funcionando: una puerta que rechina, una casa embrujada, el mal encarnado y la amenaza que acecha a una familia encantadora. El Conjuro funcionó porque detrás de él había un director que conoce la historia del género y la utiliza como influencia y para reinventarla, James Wan nos recordó nuestros miedos más primitivos, no abusó del gore y lo que podría parecer un lugar común fue utilizado para contar la historia de la familia Perron y los Warren, esos maravillosos detectives de lo demoniaco.

Ahora llegó el momento de conocer de dónde viene la muñeca maldita llamada Annabelle, ese personaje que en El Conjuro robó la atención del público y ahora tiene su propia película.

Derechos Reservados, Warner Bros. Pictures, 2014.

Derechos Reservados, Warner Bros. Pictures, 2014.

Escrita por Gary Daubermam y dirigida por John R. Leonetti (director de fotografía en El Conjuro), Annabelle cuenta la historia de un joven matrimonio que espera el nacimiento de su primer bebé, una noche el mal llama a su puerta en forma de un par de fanáticos de culto satánico que pretenden asesinar a la embarazada, la sangre derramada sobre el rostro de una muñeca revela sus intenciones secretas, Annabelle es el vehículo con el que un demonio atormentará a la familia hasta llevarlos a la locura para robarles el alma.

Sin mayor pretensión que la de ganar algo de dinero estirando la fórmula, Annabelle es una película decepcionante, está claro que a su director le gusta el cine de horror (la película podría verse como un homenaje fallido al clásico El Bebé de Rosemary), pero también está claro que es un pésimo director de actores, aunque siendo justos, no existe un material interesante como el que tuvieron Lili Taylor y Vera Farmiga para trabajar en El Conjuro. Parte de la decepción viene también por el cambio de tono, por la falta de atmósferas opresivas y el poco desarrollo de los personajes, aquí no hay lugar para la empatía, aquí se trata de esperar entre toma y toma a que Annabelle siga haciendo fechorías que cada vez son más predecibles.

annabelle

La muñeca maldita funcionó en El Conjuro porque no fue sobreexplotada, ni el foco estuvo puesto en ella, lo poco que conocíamos de su origen fue suficiente para despertar la imaginación y el miedo del público. Saber todos los detalles y verla a cada minuto en close-up hace que se pierda la emoción y la película termina por cansar, Annabelle ya no es una presencia malvada, inexplicable e incontrolable, ahora es un ser que le pone un poco de emoción a la vida de una pareja a todas luces aburrida.

Annabelle es una experiencia anticlimática, no hay un gran enfrentamiento con el mal, tampoco existen consecuencias y los personajes que mueren son olvidables. Es el clásico ejemplo de una secuela-precuela que se hace al vapor, con poco cuidado y muchas ganas de seguir ganando dinero con el nombre, personajes y público de una película que se ganó la atención del mundo porque detrás de ella había buenos actores y un director eficiente con ganas de contar una buena historia. James Wan tendrá la difícil tarea de sacar adelante la segunda aventura de los Warren, esperemos que Annabelle se quede bien guardada en su vitrina y a la espera de un proyecto decente.

Twitter: @cuacarraquear

Reviews

  • Actuaciones4
  • Música7
  • Historia5
  • Sustos 5
  • ¿La compraría?4
  • 5

    Score

    Annabelle hace poco para mantener emocionados a los fans de El Conjuro, es una película mal lograda y con pésimas actuaciones que daña la reputación de la podría ser una gran franquicia.



Amo el cine, la cultura pop y la pizza. Twitter: @cuacarraquear


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *