Search
Saturday 5 August 2017
  • :
  • :

El tardío final de Two and a Half Men

two-and-a-half-men1

Hace mucho que Two and a Half Men debió terminar, desde antes que saliera Charlie Sheen del programa. Aun así, la llegada al programa de Ashton Kutcher significaba una posibilidad de explorar otros límites. No sucedió. No sólo eso, la serie perdió su sentido.

charlie-two-and-a-half-men-o

Two and a Half Men se burlaba a través de Charlie Harper y de su hermano Alan, del pensamiento masculino y lo hizo por dos vertientes. La primera la de Charlie quién personificaba el ideal de muchos hombres: un hombre carismático, bien parecido, además millonario, con un trabajo poco o nada exigente y con mucho éxito con las mujeres. Pero había exploraciones en Charlie que se ajustaban mucho al género masculino: el terror al compromiso, el pánico a ser homosexual, un complejo de Edipo dispuesto a despertar en cualquier momento. Y si bien, Charlie tuvo sus momentos de reflexión sobre su comportamiento autodestructivo, misógino y adolescente -además de reflexiones acerca de su futuro y soledad- Charlie, invariablemente, volvía a cometer los mismos errores. Su conducta era incorregible, él lo sabía y eso lo convertía en un cínico grandioso.

two-and-a-half-men-o

Alan, siempre a la sombra de su hermano, compartía algunas otras cosas con el resto de la población masculina, ejemplo: la idea estúpida de no comprometerse porque en cualquier momento se puede encontrar una mejor mujer a la que en ese momento te está volteando a ver. Sus rápidas expectativas y su inseguridad palpable lo hacía un perfecto ahuyentador de mujeres. (Salvo Charlie Harper y Mauricio Garcés la mayoría de nosotros nos hemos sentido como un repelente de féminas alguna vez). Hacia las últimas temporadas sabíamos que la trama se alargaba sin necesidad (la relación de Charlie con Chelsea, los constantes ires y venires de Alan al lecho de su hermano, el súbito enamoramiento de Charlie con su acosadora) Un justo final hubiera sido ver a Charlie destruido pero haciendo lo que siempre hacía y a Alan sin un ápice de dignidad intentado vivir de las demás personas.

snake-two-and-a-half-men-o

Hay un tercer elemento que he ignorado: Jake Harper, ese niño simpático que se convirtió –a falta de creatividad de los guionistas- en un adolescente idiota para seguir siendo gracioso. Con los pésimos ejemplos de Jake (Charlie, Alan y Judith) su personalidad debió ser más compleja. El actor se volvió cristiano y por los contenidos de la serie, salió del programa, complicando todavía más la continuidad de este. Antes de su salida, Jake es rescatado de un futuro mediocre por el ejército estadounidense. El sustituto de August T. Jones fue la actriz Amber Tamblyn, quien personifica a una hija que mantuvo oculta el finado Charlie Harper.

Two-and-a-Half-Men-TV-Series-Wallpaper-1680x1050

Walden Schmith es un intento por retratar a un hombre exitoso posmoderno: un geek que hace una fortuna producto de la informática pero con poca madurez emocional. Charlie constantemente humillaba a su hermano, se sentía un rencor entre los dos y una rivalidad. La personalidad de Charlie era contrastante con la de Alan y funcionaba. El personaje de Walden es demasiado ingenuo para funcionar, la relación se siente forzada, no se siente real. La comedia fue llevada a recursos facilones, slapsticks mal logrados, humor escatológico y un constante juego entre una posible relación homosexual entre estos dos. Y es este el giro que intenta dar la última temporada (en el primer episodio de la temporada final, Walden le pide matrimonio a Alan para poder adoptar un niño) Si bien es cierto no parecía que fuera a suceder tampoco es una gran sorpresa por como los guionistas estuvieron manejando los últimos episodios.

two-and-a-half-men-season-9-sezonul-9-poster-large

Two and a Half Men se llenó de situaciones absurdas en busca de una comedia fácil puesto que su gen se perdió desde hace mucho (las exploraciones acerca del pensamiento masculino acerca de las mujeres, es prácticamente inexistente. Ni la ríspida personalidad de Bertha( Conchata Ferrel) ni la siempre solvente Holland Taylor en el papel de Evelyn, ni la incorporación de último momento de Amber Tamblyn, ni actrices invitadas como Judy Greer, Odette Anable o Mila kunis pudieron salvar este barco que terminó en lanchita hundida. Lo mejor que le puede pasar a Two and a Half Men es que termine. Ya veremos con que tanta dignidad termina.

Twitter: @PincheMoy



Practico la cinefagia; cambié las caricaturas por las series (a veces); ensayo y hago crónica;todos los pinches días le rezo a Springsteen.


One thought on “El tardío final de Two and a Half Men

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *