Search
Sunday 14 May 2017
  • :
  • :

Making a scene with James Franco

download_opt

La televisión existe más allá de la televisión; así lo demuestra Netflix y Amazon con sus contenidos propios que pueden ser vistos en computadoras, tabletas y celulares. La televisión también migró a  otros lugares como You Tube. Si bien el canal de vídeos no cuenta con contenido propio sí es posible ver contenido original de otras empresas. Estar al pendiente de lo que sucede en todos lados es una tarea muy complicada, por eso aquí esperamos hacérselas menos difícil.

Franco_Hero_Slider_0_opt

AOL –esa compañía de Internet que ya no se escucha por estos rumbos– produce contenido audiovisual de entretenimiento. Making a scene with James Franco es un buen ejemplo de ello. Sé que muchos tienen sus problemas con James Franco, especialmente después de presentarse como host en los premios Oscar, pero el tipo demuestra solvencia en sus interpretaciones dramáticas y cómicas; no imagino a otro actor en una serie como esta.

La premisa de este reto/serie es muy sencilla: una ruleta contiene el nombre de diversas películas y una escena representativa de la misma. Alguien del equipo de producción gira la ruleta dos veces y las dos escenas resultantes se deberán combinar en una misma. Así que Franco y el equipo de producción debe ingeniárselas para combinar cosas tan disímiles como Dirty Dancing y Reservoir Dogs o el Mundo Según Wayne y Titanic.  Si la ruleta se detiene en la misma escena dos veces se le añadirá una complicación ¿Cómo sería Taxi Driver de haberse producido en los años 20, o si la serie The Twilight hubiera sido concebida como una animación?

francotile_1_opt

Además Franco no pierde oportunidad para burlarse de las mismas películas que tiene que representar, de sus estrellas y de él mismo. Este ejercicio de estilo y de actuación deriva en cosas muy divertidas como el capítulo de Batjuice dónde intervienen personajes de The Dark Knight y Beetlejuice.  Por otra parte, Franco realiza una muy buena imitación de Billy Crystal en la escena del orgasmo fingido de When Sally Met Harry (¿o When Harry Met Harry?)

Lo mejor de esto es que apuestan por la brevedad. Los capítulos más largos se extienden a poco más de seis minutos. Ver esta primera temporada completa no le tomará más de cuarenta minutos y se reirá cuando menos un ratito.

Lo negativo: no la encontré subtitulada en español. De cualquier manera la dejo aquí



Practico la cinefagia; cambié las caricaturas por las series (a veces); ensayo y hago crónica;todos los pinches días le rezo a Springsteen.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *